Sayonara Tokyo, nihao Shanghai! – SHANGHAI A BEIJING (Parte I)

SEMANA 03: 01.04.2017-08.04.2017

Directo al grano, dominar mi experiencia en China ha sido bastante más complejo que en Japón, Tailandia e inclusive India. Ya sea por sus 960 millones de hectáreas, los ya famosos 1.380 millones habitantes, el lenguaje y su inimitable fonetica, la riqueza cultural (dinastías, imperios, murallas y terracota), o por el simple hecho de reunirme con mis papas, que estas dos primeras semanas han estado realmente intensas.

Hasta donde entiendo, China ha experimentado un crecimiento poblacional exponencial bajo un regimen comunista con una economía cerrada de politicas públicas principalmente enfocadas en el crecimiento y no en el desarrollo de la nación, lo que creo me ha hecho ver lo mejor y lo peor del país en muy poco tiempo.
Me refiero a que es muy positivo ver un sistema de trenes bala y carreteras tan desarrollado en un país con esta extensión, pero que la gente pare literalmente a cagar en la autopista demuestra un claro desequilibrio. Es maravilloso que puedas tomar una bicicleta en cualquier parte de la ciudad simplemente escaneando un código QR, pero es penoso que construyan un mall sobre los restos de la pagoda más antigua de la ciudad. Si bien la pobreza no es tan visible como en otros paises de la región, no deja de ser desconcertante que el dueño de un Aston Martin se vista de Armani, escupa en la calle y no se lave los dientes.

Sin embargo, esta parada va de menos a más y retomando el espíritu del blog les contaré de lo que fue nuestra primera quincena recorriendo la civilización más antigua del mundo.

Shanghai

Aeropuerto, tren bala a 300km/h, a las 08:00 estábamos ya en el Starbucks debajo del departamento arrendado en la capital economica del país, de antiguo, nada ajajjajajaj. Shanghai se presenta como una ciudad moderna y vanguardista en distritos como el Pudong, la renovada concesión francesa o a lo largo de la calle Nanjing, donde tuvimos la suerte de tomarnos uno que otro aperitivo:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si bien la ciudad aún cuenta con varios pasajes (hutongs) antiguos, así como templos y edificios históricos reconstruidos, creo que el principal atractivo radica en su arquitectura moderna. Estuvimos solo 2 días finalmente.
En los alrededores de Shanghai sin embargo existen varias ciudades de interés turístico, a las cuales les dedicamos un día.

Sozhou – la Venecia de oriente

Mentira, que nombre más mal puesto. Probablemente se debe a que visitamos Sozhou justo un día de feriado nacional, pero la verdad es que dejó mucho que desear. La idea de visitar este “pueblo” de 5 millones de habitantes era sumergirnos en los pequeños pasadizos de las antiguas casas y sus canales, pero no queda nada, todo reconstruido o destruido. Sin embargo con humor pasamos el resto del día visitando el jardín del “administrador humilde” que nos transportó un poco más a lo que es la filosofía y arquitectura. Lo recomiendo, pero en día de semana laboral normal.

Un poco más al norte se encuentra Hangzhou, conocida por que rodea un lago en el cuál se contruyo un parque ancestral. Aquí la densidad de locales bajó poco pero esto no nos impidió arrendar bicicletas y visitar las distintas pagodas y templos budistas de la ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Terminados nuestros 2 días en la histórica capital comercial durante el dominio de Mongolia nos dirigimos a Luoyang, dónde está el templo de Shaolin y desde dónde dejaríamos un poco de lado la modernidad para visitar algunos iconos de la historia China.

Luoyang

Si bien Luoyang por si sola no tiene mucho que ofrecer, en sus alrededores se encuentran dos lugares muy distinos pero igualmente interesantes.

Luoyang- Cuevas de Longmen

Nos tomó prácticamente todo el día recorrer los 4 kilometros del parque que alberga más de 100.000 esculturas de Buddhas y Bodhisattvas esculpidas a lo largo de las cuevas de Longmen. El parque atraviesa el río Yi, lo que nos permitió ver de cerca y de lejos la imagen de un Buddha de 17 metros que se alza imponente mientras terminamos el día.

 

Como somos 4, tenemos más poder de negociación y un mejor presupuesto grupal. Dicho lo anterior al día siguiente negociamos con un local para que nos llevara todo el día a lo que sería el epico día de la Vale, el templo de Shaolin. Con decirles que ahora mi querida polola (morosa) quiere ser maestra kung fu, les digo todo. El conjunto de templos y escuelas famoso en China y en el mundo se llena de turistas diariamente, sin embargo nos tocó suerte y la multitud no estorbó en lo absoluto nuestra visita.

DSC_3824
El consorcio educacional ubicado en este templo instruye actualmente a aproximadamente 35.000 estudiantes de los cuales destacan los siguientes logros:
526 campeonatos olímpicos e internacionales, 993 campeonatos nacionales, aperturas y cierres de más de algún juego olimpico y una tasa se 80% de inserción laboral o post estudios! No me creen? Aquí va la evidencia.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De Shanghai a Beijing nos demoramos 2 semanas recorriendo distintos lugares por lo que en el siguiente post pretendo contarles sobre nuestra cuarta semana de viaje; Pingyao, los guerreros de terracota y la capital Beijing.

Saludos!

Anuncios

2 comentarios

  1. Queridos …creo que la Vale ademàs de “morosa” cabe el apelativo de Amorosa”!!!
    Nicoooo me encanta leer el blog y aprender de esa cultura. Lo mismo ver las fotos. Tremenda experiencia!!!!
    Besos y abrazos de Myrtoca.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s