Un brindis mongoliano y un lago congelado – A Mongolia con Kosta

SEMANA 07 & 08: 05.05.2017-14.05.2017

03:47 am de un día Lunes y por fin es hora de acostarse denuevo. Hace casi 4 horas me quedé dormido por última vez y ya comienzan a sonar los ronquidos que provocan las empanadas fritas, la cerveza y las botellas de vodka que vaciamos nuevamente con nuestro equipo. Vamos por parte.

Hace no más de una semana y durante nuestra visita al valle Yol con nuestros amigos koreanos, se nos acercó muy amigablemente un gringo que orgulloso proclamaba no haber visto a un occidental en las últimas dos semanas y que con mucho entusiasmo nos comentó de lo auténtica que había estado su visita por Mongolia. Mientras comentabamos y comparabamos nuestras experiencias nos tentó con sus historias sobre la vida de los locales y la comida que había probado, momento perfecto para que se sumara a la conversación su guía, un mongol nacido en Rusia y con ex polola de Sardegna que hablaba perfecto italiano, que tal la coincidencia?

DSC_0715
Una foto de nuestro primer encuentro con Kosta.

Cuento corto, el gringo pasó a segundo plano y el mongol italiano, que se llama Kosta, nos ofreció un tour por 6 días al centro y norte del país que partiría al día siguiente que termináramos nuestro tour en el Gobi con los koreanos. Luego de una serie de negociaciones y un ajuste drástico al paquete turístico, que pasó de un tour a un viaje de vacaciones con Kosta, su señora y su cuñado, nos duchamos por última vez y emprendimos rumbo hacia el noroeste del país.

Cambio de Equipo

Antes de contarles sobre el centro y el noroeste del país, creo que la calidad de nuestro nuevo equipo merece una breve reseña:

1. Kosta: nacido en Rusia pero de familia mongola, el creador de esta experiencia es el dueño de “a Mongolia con Kosta”, un tour operador boutique que se especializa en tours para italianos. Producto de las estacionalidad del negocio también trabaja con algunos rusos en la industria del acero.

2. Shure: la chef oficial del equipo destaca por su paciencia, calma y buena energía. La señora de Kosta nació en Mongolia, estudió en Filipinas y también trabaja como guía turística, el plan es independizarse 100% y nosotros fuimos parte de este proceso. Totalmente recomendada.

3. Muhoo: si bien la misión del cuñado de Kosta era ser nuestro chofer durante la semana de viaje, destaca por sus habilidades outdoor como ser un cazador de lobos y zorros, tener un segundo lugar regional en pesca en hielo y por último pero no menos importante por su desayuno de calugas de trucha frita, espectacular.

IMG_5102
Muhoo friendo una truchita.

El objetivo del viaje se cumplió y gracias a Kosta pudimos vivir las costumbres mongoles actuales mucho más de cerca mientras atravesábamos paisajes como estos:

Aunque no lo parezca a simple vista, el camino desde la capital hacia el oeste es muy distinto de lo que vimos en nuestro paso por el sur y en estas regiones ahora apreciamos valles verdes, arbóles y más fauna. Predominan las imágenes de pastores con decenas de ovejas y cabras en alejados y solitarios valles.

DSC_1372
Pastor cerca del volcán Khorgor.

Al igual que en la exploración al sur dormimos principalmente en gers que compartimos con Kosta, Shure y Muhoo, pero con una dinámica totalmente distinta.

Un brindis en el ger

Antes de comer y bajo el entendido que estábamos en un viaje que consolidaría nuestra amistad, se dio la oportunidad de abrir una brillante botella de vodka que nos regalaron la primera noche.
Ahora, brindar en Mongolia es una experiencia única. Se abre la botella, se sirve un poco en un vaso y luego se bota fuera del Ger. Luego a quién corresponde hacer el brindis, toma un vaso y con la punta del dedo de la mano saca 3 gotas que dispara hacia el piso, el fuego y el cielo. Se dan las respectivas y muy emotivas palabras que destacan de esta cultura hospitalaria y se pasa con el brazo derecho (tomándose el codo con el otro brazo) al invitado, quién deberá repetir el ritual por un mínimo de 3 veces, si! hay que tomar un mínimo de 3 shots de vodka antes de comer! Este particular ritual se transformó en un rutina de todas las noches mientras jugamos cartas o compartimos bajo el techo del ger.

DSC_1283
Descansando en una parada de camioneros.

Durante los 6 días de viaje compartiendo con nuestros nuevos amigos aprendimos cosas como que existe un equilibrio intencionado entre la cantidad de ovejas, cabras y caballos en el norte ya que comen distinas partes de la hierba y esto contribuye a la no erosión del suelo de las tierras de los pastores…

DSC_1029
Pastor de ovejas y cabras.

…o que las águilas sólo comen animales cazados por ellas o que no han muerto por enfermedades, a diferencia de los buitres que cualquier los animales muertos.

DSC_1305
Águila devorando caballo.

Un lago congelado

Una parada obligatoria para quién visita el nor oeste es la zona del volcán Khorgor dónde se encuentra el cráter del mismo y una laguna que se congela durante el invierno ofreciendo un paisaje con una combinación de matices azules que no habíamos visto antes:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquí pasamos la noche en el Khorgor camp, un campamento de gers turisticos donde repetimos la rutina de brindis con el hijo del dueño que nos recibió con buena leña y sus historias, en un valle dónde pasa todo el año, del cual 6 meses disfruta absolutamente solo.

DSC_1444
Noche de vodka en el camp.

Así fue como a las 02:00am el amigable dueño de este campamento turístico (el padre de quién nos recibió) me despertó con una nueva botella de vodka, un parlante y un difuso discurso sobre Victor Jara y la dictadura que terminó, luego de un par de horas, en un buen abrazo y una bolsa con carne de Yak. Al día siguiente y previo regreso a la capital nos recompusimos en unos baños termales naturales y un exquisito gulash de yak que le darían las energías necesarias a Muhoo para regresarnos a “casa”. Así empezamos a despedir nuestro paso por Mongolia y comenzamos a preparar nuestro retorno a China.

Hoy los saludo desde otro inodoro e higiénico tren chino de 48 horas mientras vamos ya de vuelta de Tibet, lugar que les comentaré en el próximo post. Un abrazo.

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy buena y linda experiencia, lindo lugar, oye Kikito se parece bastante al altiplano Boliviano y el salar Ujuni, y la Vale con frioooo😬
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s