Si eres vegetariano no vengas a Mongolia – Una crítica gastrónomica mientras nos despedimos del Gobi

SEMANA 06 & 07: 24.04.2017-05.05.2017

Toma papas, arroz, harina, sal y carne (cualquiera; oveja, cabra, vaca, yak, caballo o camello!) y podrás recrear la totalidad de los platos mongolianos. La desafortunada mezcla entre una geografía no favorable para el cultivo de verduras y frutas y tener cómo un gran influyente cultural a Rusia convergen en una de las ofertas gastronómicas más escasas y poco encantadoras de Asia. Por favor no me mal interpreten, nuestras dos semanas en este país fueron espectaculares, conocimos gente especial, nos empapamos de la cultura local y probamos algunas delicias, pero cuando te levantas a tomar sopa de cabra, almuerzas empanadas fritas de carne y cenas tallarines salteados con carne todos los días, aburre y tranca jajaja.

IMG_2426
Sopa típica del sur a base de carne y tallarines.

Si vienes a Mongolia y visitas sus zonas rurales, lo más probable es que tengas la suerte de probar el plato insignia del país, el Khorkhog, una delicia y cuya preparación obviamente también es un ritual…

Khorkhog – la última delicia mongoliana

Prácticamente el ritual comienza con la preparación del fuego (tomando vodka obviamente) y, mientras se enciende la estufa/horno del ger, se dejan calentando piedras de unos 15 cms que luego servirán para cocer la carne. En una olla grande se prepara una sopa de agua con sal, zanahorias y papas, luego se dejan caer los primeros pedazos de carne, se sellan algunos pedazos de carne con el calor de las piedras y se cubre toda esta mezcla con más piedras dejándose cocer sobre la estufa por un par de horas. Para cuando ya estés ebrio, el plato estará listo y tendrá un delicioso sabor, siendo este el mayor secreto culinario del país, beber antes de comer!

IMG_4965
Preparando el plato nacional.

A base de esta dieta rica en proteínas de origen animal (difícil de descifrar algunas veces) nos alimentamos todos los días, lo cuál para un vegetariano puede ser un problema sobre todo cuándo intentas ir al baño (hoyo en la tierra, protegido por unas tablas de madera) y observas un precioso espectáculo de pedazos de papel higiénico que vuelan en torno al último valiente que intentó cagar en el desierto.

Despidiendo el desierto del Gobi

Mientras pasamos unas 6 a 7 horas diarias arriba de nuestro furgón ruso hay dos cosas que apreciamos principalmente: arena, mucha arena y camellos, muchos camellos. Si bien los camellos no poseen el mejor olor ni la cara más inteligente o encantadora, estos animales realmente nos sorprendieron por su versatilidad.

DSC_0644
Camello 🐫

Un camello puede vivir una semana sin agua y un mes sin comida, lo cuál cómo podrán imaginarse tiene un valor inmensurable en el desierto. Dada la naturaleza nómade de los mongoles el camello también es útil puesto puede llevar 250 kilos sin problemas y, de hecho (esto según me contaron), la primera ley de Mongolia reguló el peso que puede acarrear cada uno de estos animales en virtud de asegurar su longevidad.

DSC_0553
Camellito

Cómo si fuera poco, cuando se cambia de estación el camello cambia su pelaje y produce lana para ropa o cubrir el Ger.

DSC_0591
Camellón

Adicionalmente puede dar hasta 600 litros de leche en un año, la cuál se bebe cruda, se procesa en yoghurt, crema e incluso se crea un alcohol que reemplaza al vodka en época de escasez, nada de mal. En el peor de los casos, el camello puede servir como fuente de carne, aunque antes de eso recomendaría una larga cadena de animales que se pueden disfrutar.

DSC_0726
Jejejeej

Finalmente y mi utilidad favorita del camello es que al igual que en India, producen más de 200 kilos de caca que se seca unos días y se transforma en el perfecto combustible para el horno y estufa del ger.

DSC_0563
Correteando una familia entera.

Hoy por hoy, muchas de las costumbres mongoles se están perdiendo, producto de la movilización de las nuevas generaciones en busca de trabajos estables en la capital y la llegada del turismo que permite un nuevo uso menos agotador y más rentable de las tierras y sus animales.

DSC_0499
La nueva vida en Ulaan Bataar.

Los camellos hoy más bien están para dar vueltas a algunos turistas y se ha ampliado la venta de su carne que es considerada la de peor categoría en Mongolia.
Así termina nuestro paso por el desierto del Gobi, el relato de la versatilidad de su animal característico y mi breve crítica gastronómica.

IMG_5001
Mapa con los itinerarios, en rojo Sur y en verde parte del oeste.

Desde aquí nos fuimos a recorrer el norte y el centro con nuestro nuevo amigo Kosta.

Un abrazo.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s