Una sola mecha de Buddha puede sostener una piedra de oro, benvenuto a Myanmar.

Semana 20: 10.07.2017-17.07.2017

Hace un par de días salió el ganador del concurso “National Geographic Nature Photographer of the Year” ( http://photography.nationalgeographic.com/nature-photographer-of-the-year-2016/gallery/winners-all/1 ) y entre la admiración que me provocan tanto los ganadores como los finalistas, me trae los recuerdos de la ligera pero extensa planificación que hemos tenido para el viaje. Hace un poco más de 4 años comenzamos poco a poco a compilar todos los idílicos lugares que queríamos visitar. Entre las fotos del día de la National Geographic, documentales como: Planet Earth, Human Planet, Baraka, Samsara, uno que otro post en redes sociales de Lonely Planet y sobre todo la acumulación de historias y fotos de nuestros amigos, fuimos coleccionando destinos y actividades que nos gustaría realizar, como: mirar pandas en China, rescatar torugas en Malasia, comer sushi en Japón, observar aguilas salvajes en Mongolia y nadar (carretear) en Tailandia.

DSC_1305
Foto: Un águila devorando un caballo en la zona centro de Mongolia.

Instantáneamente nos dimos cuenta que nuestro año (y un poco más) de viaje debería quedar circunscrito al continente asiático, para viajar lento, no solo conociendo las capitales e intentar familiarizarnos con la cultura local…

IMG_4502
Foto: Tratando de ponerme de acuerdo con una señora de la tribu Laytu.

Y si bien vamos con calma, nos acompañamos de la literatura sugerida y conocimos a más de algún local, creo que un buen “slow traveler” requiere mucho más tiempo e interacción con la gente, para quedarse con una idea más integral y por ende correcta de los lugares que visita. Muchas veces el desafío es superar o cumplir con las expectativas que te has generado durante mucho tiempo y el caso de Myanmar, no fue la excepción. Entre fotos, guías y blogs fuimos armando un itinerario que pretendía  en menos de un mes mostrarnos lo “imperdible” del lugar y espero en 4 posts contarles como nos fue.

IMG_4732
Foto: Pescador en el lago Inle con su particular uso de la pierna y remo.

Lo primero, me voy de Myanmar encantado, totalmente satisfecho y deseando volver para recorrer zonas que nos faltaron por su inestabilidad política o simplemente por tiempo. Es un país con una extensa historia, con una fuerte cultura arraigada en su gente y una calidad humana que me recuerda la de las ciudades más pequeñas de India que conocí. El legado de sus reinados en zonas como Mrauk U y Bagan alzan templos, stupas y pagodas en verdes valles donde el arroz y el budismo son las leyes del día a día.

IMG_4679
Foto: Un día lluvioso en el templo de los 80.000 budhas de Mrauk U.

A Myanmar llegamos por tierra desde Tailandia y lo recorrimos formando un círculo  gigante, partiendo en Mae Sot y terminando en Yangón, donde tomamos el vuelo que nos dejó en Malasia y desde donde les escribo en una tarde playera pero lluviosa. Aquí va el recuento de lo que ha sido nuestro último mes.

IMG_5959
Foto: Itinerario de Myanmar.

De Tailandia a Yangón (1,2,3,4)

Para la comprensión del viajero Myanmar, Burma y Birmania es prácticamente lo mismo. Actualmente el nombre usado para referirse al país puede ser cualquiera de estas variantes, dependiendo de la formalidad del contexto. Previo a la revolución militar cuya dictadura afecta hasta el día de hoy las leyes del país, el nombre era Burma y hace referencia principal a un grupo etnico especifico del país, post dictatura se cambió para opacar el legado de la conquista británica y optar por algo más inclusivo, Myanmar. Bueno,sea cual sea el nombre, con la llegada a Burma, llegaron mis suegros.

IMG_3927
Foto: Cruzando la frontera con los Bellomis.

Kimpun y la piedra dorada del monte Kyiaiktyo

A las 04:30 AM del lunes 10 de Julio llegamos a Mae Sot, una ciudad tailandesa que limita con Myanmar. Con el clásico “jet lag” que te deja un movido viaje en bus por estos lados, nos echamos en las bancas de la estación y al son de los mosquitos fingimos descansar hasta que abrieran la puerta de inmigración birmana, la cuál nos recibió a eso de las 07:30. Trámite hecho, cruzamos la frontera y tomamos un bus con dirección a Kimpun, donde nos esperaba la piedra dorada. Obviamente el minibus que demoraba en teoría 5 horas se demoró 9 y con el poto cuadrado terminamos el día temprano con un curry de pollo, su infaltable cerveza, ah y arroz!, como si fuera novedad.

La historia de la pagoda Kyaiktiyo sobre la piedra dorada se basa en una leyenda en la que Buddha, en una de sus muchas visitas, entregó una mecha de pelo al ermitaño Taik Tha. El ermitaño lo guardó en su propia cabeza y luego se lo entregó al rey para que lo consagrara en una gran roca de oro. Encontraron el lugar perfecto en Kyaiktiyo y construieron una pagoda donde consagrar el cabello, el cual sostendría la roca impidiéndole caer colina abajo.

IMG_3945
Foto: un peregrino haciendo méritos pegando una lámina de oro en la piedra.

Tanto la “gran piedra de oro” como el templo, se encuentran en una posición que parecen desafiar la gravedad. Con este supuesto desafío a las leyes de la física, ver la roca debería ser suficiente inspiración para cualquier persona para convertirse al budismo y si bien no es mi caso, ya van un par de miles que vienen todos los días al lugar y pegan láminas de oro a este monumento. Inmersos entonces en la fabulosa y difícilmente creíble historia pasamos el día recorriendo este lugar de peregrinación y sus alrededores para luego dirigirnos a Bago.

Bago
A Bago llegamos curiosos por conocer el único monje conocido reencarnado en una serpiente, nada de mal no?

IMG_3998
Foto: invitado a una ceremonia en un templo cerc de la famosa serpiente.

Entre pagodas, estupas y un día que no nos mostró la luz del sol entre tanta lluvia, visitamos pagodas, stupas y Buddhas reclinados que ya forman parte del repertorio arquitectónico religioso de cualquier ciudad budista tipo Theravada. Terminamos la visita con la famosa serpiente que no tuvo ganas de animarse a saludar pero si nos intimidó con sus escamas y longitud que alcanza los no menores 8 metros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la noche nos subimos a un bus que nos dejó en Yangón donde haríamos escala de un día para luego dirigirno al norte a la famosa Bagan y extraña Mrauk U, historias que les contaré más adelante en un próximo post.

Un abrazo desde la isla Tioman!

IMG_7122
Nico

 

8 comentarios

  1. Se pasaron con este recorrido peregrino y la piedra de oro, mas aun donde se ven regozantes de salud y belleza, algo ayuda toda esa gente inspirada ……..la Vale es toda una EuroAsian, se ve muy bien, mis felicitaciones

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Chiquillos amo sus post!!! Los mejores!!!! Que bien escritos además!!! Me siento allá! Y recuerdo nuestro viajecito tb que ya es minúsculo al lado de todo lo recorrido!! Cómo pasa el tiempo!!! Los extrañamos!!! Un abrazo cariñoso para ustedes!!! De parte mío y del José!!! Y del carrete exprés jajajjaa

    Me gusta

    • Natiiii, pequeña pero intensa nuestra pasada por tailandia!! Ajajjajaja, nos acordamos siempre de ustedes!, vi la foto surfers! Sigan poniendoleeee, un abrazo enorme!

      Me gusta

  3. Niko la realidad supera toda imaginacion. Gracias x compartir tan detalladamente y entretenido viaje.
    Nos hace imaginar y esperar tu proximo post.
    Un beso y abrazo para ustedes.

    Me gusta

  4. Que rico tener el paréntesis en la vida que me hago para leer sus “peripecias” como decía el Dad.
    Me encantó la última foto con esa sonrisa acalambrante jajaja
    besitos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s