Hasta que llegamos a Bagán!

Semana 21: 17.07.2017-24.07.2017

No es primera vez que me pasa que en la medida que llego a un nuevo país, tardo un poco en asimilarlo. En el caso de Myanmar y solo con el afán de ordenar algo que quizás no es necesario, el viaje fue mejorando en la media que subimos de sur a norte. La primera semana ( este es el post: https://asia365.blog/2017/08/10/una-sola-mecha-de-buddha-puede-sostener-una-piedra-de-oro-benvenuto-a-myanmar/ ) partió un poco lenta, con un poco de “jetlag” luego del cruce desde Tailandia y reabituandonos a un estilo de viaje un poco más intenso, con más visitas a templos, pagodas y pasando menos tiempo en algunas ciudades.

IMG_4109
Caminando una tarde por Bagán.

En los últimos 6 meses ya hemos pasado por un buen par de templos y estatuas de Buddha por lo que personalmente no fue un comienzo especial el visitar Kimpun, Bago y Yangón en la primera semana birmana.
Dejando Yangón en un bus nocturno llegamos a Bagán, ciudad qué tiene el “honor” de representar al país en la portada de la lonely planet y que con justa razón nos invitó a quedarnos por un par de días. Muy fotográfica y sumamente interesante amerita la totalidad del post que aquí les escribo.

IMG_4266
Templos en Bagán.

La historia de Bagán es simple. Básicamente lo que hoy se puede recorrer y admirar de este sitio arqueológico corresponde a una serie de templos budistas y murallas que parecieran ser los vestigios de un antiguo complejo religioso. La historia data desde el año 950 cuando comenzó timidamente la construcción de templos budistas del tipo Mahayana, el que es más típico de países como India, Mongolia, China y bueno, el Tíbet.

IMG_1760
Techo al interior del Jokhang Temple en Lhasa, Tíbet.

Sin embargo el verdadero desarrollo de este complejo religioso comenzó a inicios del siglo XI con una fuerte transición religiosa desde el budismo Mahayana al tipo Theravada, que es el típico que uno observa en los vestigios del sureste asiático. La historia cuenta que el rey Awaratha comenzó un trabajo arquitectónico que duraría  hasta 250 años e incluiría la invasión a otros reinados en pos de apoderarse de escrituras sacras, reliquias e inclusive un ejército de monjes de otras regiones para formar la nueva capital religiosa del país. Hasta el día de hoy, la gente de Myanmar considera a Bagán como el centro del primer imperio birmano y por décadas consistió en un punto obligatorio  de peregrinación. De los 3.300 sitios que hoy existen, podemos apreciar tanto templos alzados y en perfecta reconstrucción así como algunos sitios arqueológicos de excavación que indican que aún falta trabajo e inversión para reconstruir el mapa de esta capital espiritual.

IMG_4226
Atardecer en Bagán.
IMG_4362
Cesi y Vale durante un atardecer en Bagán.

Lamentablemente, la humanidad hizo lo de siempre y frente a las aparentes invasiones chinas como mongolas durante el siglo XIII se destruyó una gran parte de las estructuras para construir fuertes y murallas que luego fueron abandonadas y que con a la llegada mongola no fueron catalogadas como un punto de interés ni de mucha actividad.

IMG_4273
Templos en Bagán.

Para un turista como nosotros, la historia es otra y llegar a Bagán fue realmente fascinante. La mezcla entre el color rojizo de los ladrillos que alzan la mayoría de las pagodas, los verdes árboles que circundan estos aposentos y el atardecer generan un horizonte de fotografía. Sin darnos cuenta pasamos dos días arriba de una moto eléctrica recorriendo las estructuras iconicas del lugar, bordeando el río y observando de vez en cuando algunos peregrinos locales dando sus ofrendas en las pagodas. El paso por Bagán es obligatorio si vienes a Myanmar y ahora entiendo porque. Aquí les dejo un álbum con nuestras fotos de los templos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y otros recuerdos de estos días de recorrido:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tanakha

Asi como habián templos había gente con la cara pintada de color amarillo. Desde que llegamos a Myanmar vimos a niños, hombres y mujeres con sus caras totalmente pintadas.

IMG_4507
Niños con tanakha.

Bloqueador? Crema? Algo religioso? Bueno, un poco de todo. El tanakha corresponde a un ungüento que se extrae del tronco del árbol del sándalo y que luego de mezclarlo con agua forma una pasta amarilla que tiene más funciones que un iPhone ajajaj. En teoría el tanakha es el responsable del brillante y liso cutis de los birmanos, sirve para el acné, la deshidratación, arrugas, quemaduras, insolaciones, nómbralo y lo soluciona. De hecho nos creímos tanto la historia que hasta el día de hoy, luego de un día de playa, la Vale recurre al mágico ungüento.

IMG_6797
Cesi y Vale luciendo sus nuevos rostros asiáticos.

Contentos con Bagán y nuestras vueltas por la ciudad, al tercer día por la tarde nos subimos a un bus nocturno con destino Mrauk U, lugar que visitan no más de 5.000 personas al año y donde nos encontraríamos con una de las mejores experiencias del viaje hasta ahora, se las cuento en el próximo.

Un abrazo,
Nico

 

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s