Se fue Julio, los Bellomis y Myanmar – El relato de nuestra última semana en Myanmar.

Semana 22: 24.07.2017-01.08.2017

Sé que tengo medio botado el blog pero prefiero escribirles bien y con tiempo que apurado y sin detalles. Con este post termino mi relato sobre nuestro paso por Myanmar pero también cierro la historia de la primera parte de nuestro viaje, el norte y suedeste de ASIA que nos encantó de distintas formas mientras pasabamos por Japón, China, Mongolia, Tíbet, Hong Kong, el valle de Sapa en Vietnam, Cambodia, Tailandia y Myanmar.

IMG_2246
Foto: Un recuerdo de Sapa, Vietnam.

Hasta nuestra salida de Myanmar van 8 países, 157 días, casi 6 meses y 24 posts incluidas las letras que construyen estas frases que ahora les escribo. Es sin duda un punto importante en el viaje, desde ahora reemplazamos los pantalones por los trajes de baño y nos preparamos para salir de los musesos, templos y pagodas para entrar al agua con todo. Sabemos, por otra parte, que nuestro viaje tiene ya fecha de termino, lejana (febrero) pero fija y prometedora ya que nos permitirá apreciar la consagración de años de pololeo de mi hermana y Pancho. Me pareció importante escribir esto, inmortalizarlo en el tiempo y recordar más adelante la sensación de cambio que implicaba el dejar Myanmar. Bueno aquí les dejo la historia.

IMG_4759
Foto: Panorámica del Lago Inle en Myanmar.

Luego de nuestra visita a Mrauk U ( https://asia365.blog/2017/09/25/recordando-las-cosas-que-realmente-importan-despidiendo-mrauk-u/ ), un bus en pana y una escala en Mandalay terminamos de cruzar de oeste a este el país, lo cuál señalaba que estábamos terminando con nuestro itinerario. Sin embargo y antes de tomar el vuelo con destino a Malasia, quisimos parar en Loikaw, Kalaw y el lago Inle para completar la “bucket list” que teníamos planificado para Myanmar.

El Lago Inle

IMG_4732
Foto: Un pescador haciendo lo suyo en el lago Inle, Myanmar.

Con el lago Inle tengo sentimientos encontrados. Gracias a la Lonely Planet, los foros y blogs de un montón de gente llegamos a este imperdible del país, que como era de esperarse ya estaba bastante acostumbrado al paso turístico. Los más de 100.000 extranjeros que pasan al año por este lugar han transformado la ciudad flotante en un recorrido super estandarizado que deja poco espacio a las sorpresas o al asombro de los locales con nuestras fachas internacionales.

IMG_4725
Foto: el “gringo” Caso en un bote.

Pasamos todo un día en bote recorriendo las distintas calles flotantes que conectan los poblados y aldeas que emergen entre cultivos y tiendas de plata, seda y restaurantes. Nuestro guía hizo el esfuerzo de mostrarnos y contarnos las principales actividades de los Intha (hijos del lago), de las cuales nos llamó mucho la atención la técnica de cultivo de verduras en el agua y la producción de seda:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Álbum: Cultivos y pescadores del lago Inle

Con ganas de aventura, nos pusimos en contacto con un guía local en la ciudad de Loikaw que a un par de horas del lago Inle podría llevarnos a recorrer las aldeas de las tribus Kayan (mujeres cuello de jirafa) y mostrarnos un poco sobre su diario vivir y cultura.

Loikaw

Si pensabas que un clásico desayuno birmano consiste en un croissant y un café, lamento decirte que ese no es el caso. No más tarde de las 8 de la mañana nuestro nuevo amigo “Clement” nos pasó a buscar a nuestro hotel en Loikaw para pasar por el mercado a comprar nuestras clásicas provisiones/donaciones previa visita a las aldeas Kayan. Pusimos un pie en el mercado y la fiesta se armó: una longaniza artesanal a la parrilla, higado salteado, cabritas, licor y vino de arroz me dieron vuelta el mapa, me pusieron una sonrisa y me noquearon para el resto de la mañana mientras comprabamos aceite y otros viveres para quiénes nos recibirían un poco más tarde.

IMG_4833
Foto: Nuestro guía Clement.

Luego de una hora dejamos la ciudad en auto y paramos en una zona rural para comenzar una caminata por las aldeas de las tribus Kayan.
IMG_4771
Al principio conocimos a esta señora que se dedica a la cosecha de maíz y otras verduras. Nos contó a través de Clement que los anillos de oro se ponen paulatinamente desde que las niñas tienen 5 años y que para ellas son un importante reflejo de belleza.
Algunas teorías establecen que el origen del cuello dorado era para evitar mordidas de tigres o afear a las mujeres y así evitar su esclavizacion por parte de otras tribus. Sin embargo, lo que nos han contado en estas aldeas es que el aparente cuello más largo (digo aparente por que en realidad no es un cuello más largo, son más bien clavículas presionadas hacia abajo) era atractivo para el sexo opuesto tanto por un tema estético cómo por su asemejanza al dragón, que en las creencias populares representa a la primera mujer del mundo. Mientras lo escribo, me doy cuenta que hace mucho sentido. Si lo piensan, en la parte occidental del mundo también está de moda vestirse como llegó la primera mujer al mundo, lo digo por esos shorts que van de moda y muestran la mitad del culo (👍🏽) ajajajaja…

IMG_7322
Foto: He aquí un ejemplo de los afamados shorts.

Y en su versión masculina…

IMG_7323

Volviendo a lo anterior, esta minoría étnica tibeto-birmana se compone actualmente de unas 7.000 personas oriundas del estado Shan. Mucha gente ha visto a las mujeres cuello de jirafa o Padaung en Tailandia y esto es por que durante los años 90 y producto del conflicto con el régimen militar de Birmania, muchos miembros de la tribu escaparon y se refugiaron en zonas cerca de Chiang Mai.
IMG_4846
Un poco más adelante paramos en la casa de quién nos ofrecería el almuerzo: sopa de bambú, verduras salteadas, arroz, curry de pollo y varios litros de vino de arroz que a las 2 de la tarde tendrían a Clement bien sudado y contento.

IMG_1771
Foto: Véase la expresión facial de Clement.
IMG_4812
Foto: Véanse todas las expresiones faciales.

Finalizada la pausa de almuerzo seguimos con nuestra caminata conociendo más mujeres de la tribu quienes cortésmente nos ofrecían vino en cada parada que hacíamos. A las 4 de la tarde a Clement no se le entendía nada en su maravilloso inglés y a nosotros ya no nos entraba niuna gota más del famoso vino.

IMG_4829
Foto: Retrato de una señora, lamentablemente no recuerdo su nombre pero si su generosidad: mangos y  vino de arroz.

Terminando la luz del día nos volvimos a subir al auto y nos dirigimos de vuelta al hotel para descansar y preparar nuestras maletas antes de nuestra última parada en Kalaw, donde pasamos dos días descansando y disfrutando de un típico pueblo de montaña.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Álbum: recuerdos de nuestra visitas a las aldeas Kayan cerca de Loikaw, Myanmar.

Llegó la hora de saludar a los Bellomis, agradecerles por su compañía en estas 3 semanas intensas, bien aventureras y muy disfrutadas y por el sinnúmero de pizzas y cervezas que auspiciaron en nuestras ultimas noches birmanas. Nos subimos al bus, llegamos a Yangón y desde aquí tomamos el vuelo que nos llevaría a un paraíso tropical y musulman que se llama Malasia y donde finalmente pasaríamos un mes y medio. Sobre Malasia, obviamente, les empezaré a contar en mi próximo post.

Un abrazo,
Nico

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s